FANDOM


Nombre completo: Bruno Quiroga Linares.

Interpretado por: Luís Merlo.

Cónyuge: Gloria (exmujer).

Debut: Novena temporada.

Bruno Quiroga Linares es un talentoso pianista divorciado que llegó a la comunidad para estar más cerca de Judith, su psicóloga en la novena temporada. Está interpretado por Luís Merlo.

Bruno Quiroga Linares es un personaje de la serie española de comedia La que se avecina, siendo el actual presidente de Mirador de Montepinar. Es un talentoso pianista divorciado que está interpretado por Luís Merlo.

Historia en la comunidad Editar

Bruno Quiroga es un pianista talentoso aunque algo inestable mentalmente, sobre todo después de divorciarse de Gloria, su mujer, cosa que le ocasionó un severo trauma psicológico. Decidió acudir a las sesiones de terapia de Judith Bécker, mudándose al piso del difunto Leo Romaní en Mirador de Montepinar para estar más cerca de su psicóloga que le estaba ayudando a superar la depresión en que cayó tras su divorcio. El hecho de que estuviese todo el día tocando el piano ocasionó problemas con la comunidad, pues los vecinos se quejaban del ruido que Bruno emitía con su piano. Las quejas cesaron cuando invitó a todos los vecinos a uno de sus conciertos, quedando maravillados por el talento del nuevo propietario. Mantuvo un breve romance con Maite Figueroa, con la que compartió a La Chusa como asistenta, aunque no funcionó. La Chusa decidió sangrarle una pensión a Bruno engañándole al hacerle creer que la había dejado embarazada por inseminación artificial. A la vez que era nombrado presidente por sorteo amañado, siendo Amador el vicepresidente. Intentó rehacer su vida utilizando una agencia matrimonial de Internet, conociendo a una adinerada mujer llamada Dafne, obsesionada con la adrenalina y el peligro. Para ella Bruno era demasiado tranquilo, por lo que empezó una relación lésbica con Maite, la exnovia de Bruno, cosa que provocó los celos del pianista. En la boda de Fermín Trujillo y Vicente Maroto descubrió que La Chusa lo estaba engañando con lo de su embarazo por inseminación artificial para sacarle una pensión pecuniaria, cosa que le provocó un enorme disgusto. Después de esto, sufrió una alucinación en el baño del lugar donde se celebraba la boda al ver al fantasma de Miguelito, un antiguo conserje de la comunidad al que él pensaba que era responsable de un accidente que lo mató, aunque en verdad era una argucia del espetero.

Editar